QUE TENGO QUE SABER CUANDO COMPRO EN OBRA NUEVA

Comprar una nueva vivienda es siempre una experiencia excitante, sin embargo, es importante estar bien informado para acertar en las decisiones y evitar cualquier sorpresa. En este artículo les damos algunas pistas y pautas sobre como comprar una vivienda de obra nueva, la vivienda de sus sueños…

Es cierto que al contrario que con las viviendas de segunda mano donde uno se ve en muchas ocasiones abocado ha hacer reformas, la compra de obra nueva supone ahorrarse estos trámites.

Independientemente del tipo de compra, uno de los factores claves es informarse bien. Con esto que queremos decir, que solicite toda la información competente para poder tener una idea lo más fidedigna de lo que vamos a adquirir, desde información y credenciales del promotor hasta los aspectos tributarios – fiscales. Uno no debería centrarse solamente en las formas de pagos o la financiación, aunque proteger el bolsillo es siempre esencial. Un potencial comprador debería solicitar planos de la vivienda y  las memorias de calidades para poder visualizar cómo será el piso. Otra documentación que debería requerir es, “el certificado de final de obra, la cédula de habitabilidad, la licencia de primera ocupación, la garantía obligatoria y el seguro decenal”. También es útil ser consciente de las cargas tributarias que supone comprar un piso de obra nueva. Por suerte para todos esto se le paga a la promotora que se encarga de enviarlo a hacienda. El IVA en esta clase de transacción es del 10% o del 4 si se trata de una vivienda de protección oficial. 

 

Si la compra que vamos a efectuar es sobre plano, es decir un edificio que todavía no se ha construido el riesgo aumenta, pero también el posible beneficio. Por tanto, uno de los mejor y más obvios consejos que se pueden dar es, piense bien que es lo que quiere. Si lo desea, aunque sea otro gasto en el que incurrir, es recomendable el asesoramiento legal para supervisar la compra y asegurar que se proteja al comprador en caso de incumplimiento del contrato.

Este último punto nos lleva a otro punto primordial, las garantías. El proceso de compra de obra nueva, y más la que se realiza sobre plano es un momento de incertidumbre, por tanto, asegurarse tener garantías puede ser un alivio. En líneas generales lo que podemos esperar es que el primer año se cubra los daños materiales por errores de obra. La garantía para defectos más importantes cómo humedades o daños estructurales es más duradera. Estos son los supuestos en los que la obra se finaliza, si por algún motivo la obra se viese incompleta, no hay motivo de preocupación puesto que se haría una devolución íntegra de los pagos efectuados.

 

 

 

Referencias: 

Ferluga, G., (28 octubre 2017), “Cómo evitar sorpresas en la compra de una vivienda de obra nueva”

1 Comentario

Únete a la conversación y cuéntanos tu opinión.

JOSE MANUELrespuesta
octubre 28, 2018 en 9:56 am

MUY BUEN ARTICULO

Deja un comentario

WhatsApp WhatsApp