¿Cuáles son las deducciones por vivienda habitual en la Costa del Sol?

Quedan apenas unas semanas para que comience la renta de 2018 y los propietarios de inmuebles en Málaga comienzan a preocuparse por las deducciones a las que podrán acceder durante este ejercicio.

Una de las deducciones “estrella”,  es la reducción por vivienda habitual. Sin embargo, desde 2013, solo algunos afortunados pueden disfrutar de ella.

Os explicamos con todo detalle como podéis deducir la vivienda habitual.

¿Qué es una vivienda habitual?

Para que una vivienda se considere vivienda habitual del contribuyente, debe ser habitada por el propietario durante al menos 3 años.

Aunque, hay excepciones:

  • Si no han pasado 3 años, pero, tienes que cambiar de vivienda por motivos de trabajo, una enfermedad, una separación…el tributo de vivienda habitual no se pierde.
  • Que la vivienda sea nueva y la hayas ocupado por un lapso de 12 meses, que se cuentan a partir de la fecha de adquisición o de la terminación de las obras.
  • Que el contribuyente haya residido durante más de 183 días al año, en el caso de que posea más de una vivienda.

 

Deducción de vivienda habitual

 

La comunidad autónoma andaluza establece para los contribuyentes con residencia habitual en Andalucía la deducción del 3% por la adquisición de una vivienda habitual para los menores de 35 años, siempre que cumplan las siguientes condiciones:

  • Que la persona que adquiere la vivienda sea menor de 35 años en la fecha del devengo del impuesto. En caso de tributar de manera conjunta, al menos uno de los dos cónyuges deberá cumplir con dicho requisito.
  • Que la suma de las bases imponibles generales y el ahorro no sea superior a 19.000€ si se tributa de forma individual o a 24.000€ si se realiza de forma conjunta.
  • Que la compra se haya iniciado después del 1 de enero de 2003.

 

Deducción de vivienda habitual: segunda vivienda

 

 

¿Qué pasa si hemos comprado una segunda vivienda?

Si la hemos adquirido para que sea nuestra vivienda habitual, las deducciones funcionan de forma diferente. No podremos aplicar las deducciones, hasta que la inversión no supere las cantidades invertidas en la anterior vivienda.

No podemos deducir la segunda vivienda si, por ejemplo, es una casa de vacaciones (segunda residencia).

Recuerda que, si has comprado una vivienda en el 2018 y eres menor de 35 años, deberás incluirlo en tu declaración de la renta.

De esta manera, podrás saber cuales son tus gastos e ingresos.

Si, además, quieres conocer cuales son los gastos más habituales por ser propietario, te ofrecemos una infografía de gastos como propietario, de manera totalmente gratuita.

 

WhatsApp WhatsApp